BASTA CON EL MAL OLOR EN LOS ARMARIOS

El mal olor dentro de los armarios es un problema muy común: el desagradable olor que proviene de los cajones en que se tienen los vestidos resulta aún más desagradable porque no depende de una escasa cura o de una higiene no correcta, sino más sencillamente del moho. ¿Cómo hacer, por lo tanto, para tener la certeza que tales olores algo agradables desaparezcan? En primer lugar, es necesario localizar lo que es responsable de la peste, que es la humedad: o, mejor, el moho que se forma por culpa de la humedad. Eso es verdad sobre todo en las viviendas recientes: es sobre todo aquí que la ropa y las prendas de vestir amenazan de absorber el mal olor.

En general, es buno saber que una habitación que no viene areata a suficiencia lleva a la aparición, en los armarios, del malo olor, que es amplificado si la habitación es de pequeñas dimensiones y, por lo tanto, obstaculiza de modo aún más evidente el ricircolo de aire. Ciertamente, no hace falta pensar que éste sólo sea un problema típico de las casas viejas, porque también en los pisos más nuevos es posible que estén presentes elementos o materiales que facilitan la proliferación del moho. Los armarios son, obviamente, la víctima designada del moho porque son cerrados y, por lo tanto, no pueden contar con el repuesto de aire que sería necesario; hay, además, unas maderas especificas que más que otras son sensibles al desarrollo del moho. ¿El resultado? Vestidos empapados de un olor desagradable que no se va. Pero si no se quiere hacer demasiado esfuerzo se puede recurrir a un remedio natural tan sencillo como eficaz que permite decir adiós al mal olor en los armarios: DESCÚBRELO EN PAGINA 2>

Page 1 de 3
Loading...

About Redacción

Redacción
Licenciada en literatura, apasionada y curiosa. Ha vivido en tres países diferentes, le encanta escribir y viajar.