¿BOMBILLAS PELIGROSAS? LAS ADVERTENCIAS DE LOS CIENTIFICOS

image

Sponsored links

Hay muchos tipos de bombillas a ahorro energético: a menudo en nuestras casas poner os las bombillas compactas de tipo CFL, que para entendernos son aquellas con los tubos enrollados o las serpentinas: éstas son las así llamadas bombillas a fluorescencia y son llenadas con un gas que emite luz cuando es atravesado por la corriente eléctrica. El otro tipo de bombillas son aquellas con LED: en estas bombillas la luminosidad es dada por pequeños leds (a veces pequeñísimos), dispuestos a corona o a filamento, que se iluminan con el paso de la electricidad. Ambas las tecnologías son llamadas “a ahorro energético” porque permiten de ahorrar mucha energía para dar luz igual a las viejas bombillas a incandescencia, aquellas con el filamento en tungsteno, para entendernos.

Parece pero habre un problema con las bombillas fluorescentes compactas, que llamaremos de aquí en adelante CFL: el gas contenido en los tubos de las bombillas CFL es tóxico. Hasta que las bombillas están en su sitio y el tubo es íntegro no hay problemas. Los problemas llegan si las bombillas caen o se rompen en algún otro modo, causando la abertura del tubo y por consiguiente la salida del gas tóxico. El peligro ha sido reconocido de los productores, tanto que el Environmental Protection Agency (Agencia por la Protección Ambiental americana) ha redactado un protocolo para ayudar quien tiene un accidente con una de estas bombillas a cumplir los pasos justos para solucionar el problema sin intoxicarse. CÓMO TUTELARSE DESDE PÁGINA 2 >

Page 1 de 3
Loading...

About Redacción

Redacción
Licenciada en literatura, apasionada y curiosa. Ha vivido en tres países diferentes, le encanta escribir y viajar.