¿COMO HACER CRECER LA TRUFA (TAMBIÉN EN EL JARDIN DE CASA)? EL METODO

Sponsored links

Las que terminan en nuestras mesas, alegría y deleite de los gourmets, y que comúnmente llamamos trufas son hongos subterráneos que pertenecen a la familia de las Tuberacee. Su “reina” es la trufa blanca, la más valorada al mundo. Después están las llamadas “negros”, las trufas de menor valor: scorzone (variedades de verano) y la Tuber melanosporum (las variedades de invierno, más valiosas).

La trufa se conoce desde la antigüedad: fue mencionada por Plinio el Viejo en su Naturalis Historia. Ya entonces muy apreciada, se encontraba a menudo en las mesas de prelados y nobles. Una “quinta esencia” para algunos, con un tal alto valor que hace llegar incluso al éxtasis. Nunca han faltado los supuestos efectos afrodisíacos de la trufas: quizá relacionados al hecho de que es una de las “colonizadas” por los árboles de roble: planta tan cara a Júpiter, también conocido por su potente apetito sexual. Tanto que el médico Galeno una vez escribió: “La trufa es muy nutritiva y puede tender el placer”, refiriéndose precisamente a las cualidades ocultas del tubérculo.

La trufa es muy sensible a los factores ambientales y estacionales que determinan su rareza, y esa es la razón esencial de su coste muy elevado y, a veces prohibitivos, especialmente en los años desfavorables. Por supuesto, la idnologia (la ciencia que se ocupa de trufas) ha buscado y está buscando maneras de cultivar trufas, por razones obvias; pero mientras que los resultados por las trufas negras son excelentes, por la blanco, su “prima”, (Tuber Magnatum) los resultados son bastante decepcionantes. EL ARTÍCULO CONTINÚA A LA PÁGINA SIGUIENTE

Page 1 de 3
Loading...

About Redacción

Redacción
Licenciada en literatura, apasionada y curiosa. Ha vivido en tres países diferentes, le encanta escribir y viajar.