LA MANERA MÁS SIMPLE PARA DESINCRUSTAR LA REJILLA Y LOS QUEMADORES

1 – Introducción

Sabemos lo difícil que es eliminar los depósitos y la suciedad de los quemadores. Quién sabe cuántas veces has pasado horas fregando con esponjas y productos de todo tipo sin obtener ningún resultado. Especialmente si se deja allí durante algún tiempo, la suciedad se fija en el acero también debido al calor continuo. Sin embargo, existen métodos alternativos que no todo el mundo sabe, realmente eficaces que costarán poco en términos de la fatiga y de economía. En esta guía vamos a ilustrar uno que permitirá limpiar toda la cocina hasta que parezca nueva, todo con muy poco esfuerzo. El elemento clave es el amoniaco: un producto muy económico que, además de las propiedades conocidas de desinfección, funciona muy bien como desengrasante, encontrando aplicación en diversas áreas de la casa.

2 – Materiales necesarios

  • bolsa de plástico, del tipo que se puede cerrar herméticamente

  • Amoniaco perfumado con nebulizador

  • agua caliente

3 – Procedimiento

A) Primer método

En primer lugar es necesario poner las estufas dentro de la bolsa de plástico. Cuando serán completamente envueltas, se rocía un poco de amoniaco al interior para que llegue en todas la superficie. Ahora cerrar herméticamente la bolsa para que todo el producto permanezca al interior.

EL PROCEDIMIENTO Y EL RESULTADO FINAL A PÁGINA 2 >

Page 1 de 2

About Redacción

Redacción
Licenciada en literatura, apasionada y curiosa. Ha vivido en tres países diferentes, le encanta escribir y viajar.