¿PORQUÉ EN LOS HOTELES NUNCA HAY LA HABITACIÓN 420? LA RAZÓN ES INCREÍBLE

Sponsored links
Muchas personas, especialmente si son agudos observadores, habrán notado que en muchos hoteles no existe la habitación 420. Esto significa que se pasa directamente desde 419 a 421. Esta curiosa circunstancia se ve principalmente en los hoteles situados en los países de habla Inglés. ¿Pero sabes la verdadera razón de esta elección? Vamos a verla juntos.

1) ¿Porqué en los hoteles no existe la habitación 420 ?

El 420 era un número simbólico como parte de los movimientos de protesta juvenil que han tenido lugar en América del Norte y Europa en los años sesenta y setenta, especialmente en el contexto de la contracultura en los países de habla Inglés. Cada 20 de abril, que de acuerdo con la manera estadounidense de escribir las fechas aparece como 4-20, se celebra el uso de cannabis, que es la planta de la que se deriva la marihuana. En cada aniversario los partidarios del cannabis piden la liberalización y la despenalización de las drogas blandas.

Lejos de ser una celebración tranquila, el homenaje a la marihuana es siempre muy turbulento y, a veces, se verifican actos vandálicos. Ha pasado, por ejemplo, que alguien ha roto o robado el número 420 de las puertas de la habitación para sacar un selfie. Además se han producido en los últimos años numerosos actos de vandalismo en el interior de los hoteles. No hay que olvidar, por otra parte, que en Estados Unidos, el 20 de Abril cae durante el “Spring Break“, o sea las vacaciones de primavera, durante las cuales los estudiantes organizan celebraciones dedicadas al alcohol y a las drogas.

2) ¿Porqué en Japón en los edificios no existe el piso 4?


En Japón no existe la cuarta planta, debido a la tetrafobia. Otra curiosidad similar a la anterior es la ausencia del cuarto piso en todos los edificios construidos (pero también hoteles, oficinas, grandes almacenes, etc.) en el país del sol naciente. Continúa a página 2.

Page 1 de 2
Loading...

About Redacción

Redacción
Licenciada en literatura, apasionada y curiosa. Ha vivido en tres países diferentes, le encanta escribir y viajar.