LOS MÉTODOS PARA CONSERVAR DURANTE MUCHO TIEMPO LAS HIERBAS AROMÁTICAS CONGELÁNDOLAS O DESHIDRATANDOLAS

image

Sponsored links

1 – Introducción

Las hierbas pueden ser almacenadas con dos procesos diferentes: la congelación (procedimiento que se explica en la página 2) y la deshidratación (proceso explicado en la página 3) . En el primer caso, las hierbas se mantienen frescas, tanto sí las ponemos en el congelador solas o en aceite. Una vez colocadas en el congelador, se pueden conservar durante meses y meses incluso años: cuando se sacan, se pueden consumir crudas o cocinadas, según sea necesario (por lo que a veces puede ser útil usar el aceite, de modo que esté preparado y de a los platos un perfume muy agradable y muy valioso). En el segundo caso, las hierbas se secan inmediatamente después de ser recogidas y se conservan en bolsas cerradas y selladas herméticamente o en frascos de vidrio.

La deshidratación se puede realizar de varias maneras, tanto al natural como con secadoras eléctricas especiales, lo importante es hacerlo en un lugar bien ventilado, seco y protegido tanto como sea posible y, por supuesto, libre de humedad. Si se desea, de puede poner a prueba incluso el remedio de la abuela más clásico, que consiste en hierbas secas expuestas directamente a la luz solar. Independientemente del método de conservación que elegimos, esos procedimientos se pueden poner en práctica para todo tipo de hierbas, ya se trate de albahaca, romero, perejil o tomillo, sino también de la salvia, mejorana, etc.

Page 1 de 3
Loading...

About Redacción

Redacción
Licenciada en literatura, apasionada y curiosa. Ha vivido en tres países diferentes, le encanta escribir y viajar.