EL ROBOT EN MARTE VIÓ ALGO DISTINTO, QUE NUNCA ANTES SE HABÍA VISTO

image

Sponsored links

Si confrontamos las fotos sacadas por Curiosity en enero entre las dunas Bagnold con aquellas raleas hechas el pasado octubre en otra zona llamada “Big Sky“, cuyo terreno es puramente rocoso, se puede notar una notable diferencia entre las dos grandes porciones de un mismo planeta, Marte, que lleva consigo todavía numerosos secretos todos por descubrir.

Ya eran bastantes años que los científicos de la Nasa hipotizaban, y averiguaban por imágenes del satélite, que el clima en el planeta rojo pudiera ser más mudable de lo que se había pensado hasta  entonces, pero sobre todo que la arena presente sobre su terreno no estuviera inmóvil sino que se moviera, desplazándose de un punto al otro de la superficie.

image

Curiosity, que actualmente se encuentra justo en el medio del territorio de las dunas Bagnold, está proveyendo imágenes inequívocas que es justo así: la arena se mueve empujada por el viento, a una velocidad de un metro cada año terrenal.

El rover es capaz de estudiar la actividad de las dunas de Marte notando detalles sin precedentes. Las imágenes provistas por el robot conciernen sobre todo la duna Namib, alta bien 4 metros, que es la primera duna extraterrestre a ser inmortalizada a así poca distancia (sólo 7 metros).

El objetivo de esta grandiosa investigación es descubrir como pueda el viento desplazar la arena sobre un planeta con menos atmósfera y con una menor fuerza de gravedad respecto a la Tierra. Curiosity no ha acabado todavía su viaje, por lo que no queda que esperar sus futuros descubrimientos.

Page 2 de 2
Loading...

About Redacción

Redacción
Licenciada en literatura, apasionada y curiosa. Ha vivido en tres países diferentes, le encanta escribir y viajar.