TARTA DE QUESO ALGODÓN: LA TARTA QUE SÓLO REQUIERE 3 INGREDIENTES (AQUÍ LA RECETA…)

Sponsored links
Seguramente conoces la tarta de queso o Cheesecake, el pastel nacional de Estados Unidos, cuyos orígenes, sin embargo, se pierden en las brumas del tiempo. Hablaba de ella Catón el Censor, en el siglo II aC e incluso antes, Callimaco en la antigua Grecia, incluso en el año 350 aC. A través de los siglos, se ha extendido un poco en todas partes, con algunas variaciones dependiendo del país y de los hábitos alimentarios del lugar. Hoy en día, la conocemos como dulce típico americano, pero también se prepara en Australia, Japón, Europa y hasta Sudáfrica.

En los EE.UU. La tarta de queso tiene diferentes recetas y diferentes tipos de preparación, como la tarta de queso de Nueva York, la versión más popular, en la que entre los ingredientes aparecen la crema de leche y el limón. Uno de las más populares en los EE.UU. se prepara con crema agria, pero tiene éxito también la tarta de queso Pennsylvania Dutch, preparada con queso picante y la tarta de queso California, versión californiana de la tarta. Las versiones en Italia, por ejemplo, implican el uso de mascarpone o queso ricotta, a menudo con la adición de frutas confitadas y vainilla, pero también existe la “Mozzarellacake”, que tiene como ingrediente básico, la mozzarella. Si te gusta la Tarta de queso, o si sólo has oído hablar de ella y te gustaría probarla, hay una receta muy simple que, con sólo tres ingredientes, te permitirá obtener una buena Cheescake para consumir tal vez después de una cena con amigos.

Como se ve, la preparación es fácil, pero el sabor os conquistará. Estos son los ingredientes que se necesitan:

– 3 huevos

– 120 gramos de crema de queso

– 120 gramos de chocolate blanco

– Azúcar glas para decorar

– Batidora eléctrica o de mano

– Molde de horno

En primer lugar, encender el horno y seleccionar la temperatura a 170 °.

Utilizando dos cuencos, dividir las yemas de las claras. Ahora montar a punto de nieve las tres claras de huevo, con la ayuda de una batidora eléctrica o a mano. Para obtener un compuesto bien sólido, es bueno trabajar mucho las claras de huevo, y no agregar la famosa pizca de sal que a veces se aconseja agregar: de hecho, la sal desestabiliza el huevo y no le permite que se monte bien. Mientras se montan las claras de huevo, pon a baño maría o en un microondas – el chocolate blanco.
Terminado de montar las claras de huevo, es el momento de batir las tres yemas de huevo y la crema de queso, añadiendo también el chocolate fundido. Mezclar bien hasta obtener una mezcla uniforme.

Ahora, añadir las claras de huevo, usando una espátula de cocina y asegurándose de mezclar suavemente y con movimientos que van de arriba a abajo. Esta operación es muy importante, ya que podría poner en peligro el éxito de la Cheescake.

Verter la mezcla en el molde, y – antes de ponerlo en el horno – cubrir con agua hirviendo. La cocción se hace en dos fases: la primera, a 170 ° durante 15 minutos, la segundo a 160 ° durante 15 minutos más. Una vez cocida, dejar enfriar en el horno durante unos 15 minutos. Retirar del horno, espolvorear con azúcar en polvo y comer: ¿No es maravillosa?

Page 1 de 1
Loading...

About Redacción

Redacción
Licenciada en literatura, apasionada y curiosa. Ha vivido en tres países diferentes, le encanta escribir y viajar.